Seguros para proteger a los tuyos en caso de sufrir una desgracia, para preservar tu nivel económico.

Proporciona a los tuyos y a ti mismo, una estabilidad futura, sin sacrificar el presente.

Vida riesgo: en caso de sufrir un percance que suponga un fallecimiento, no solo se cubriran las posibles deudas que hubiera, sino que puede crearse un capital para la tranquilidad y sostenimiento de los tuyos, por encima de la perdida personal. Tan importante o mas, en caso de que el percance no implique un fallecimiento, sino que conlleve una invalidez, los ingresos se verán disminuidos, y por contra los gastos serán muy superiores. Impidamos que las necesidades futuras las sufran los que nos rodean.

Vida ahorro: Una forma cómoda de generar un capital para el futuro, hacer una hucha que poder disfrutar cuando nos haga falta y que llegado el momento, sin esfuerzo se habrá constituido. Rescatable en cualquier momento, con capitales e intereses garantizados.

Vida dependencia: seguro que cubre la situación irreversible en la cual se necesita ayuda para realizar varias actividades básicas. Estar enfermo, o tener un accidente, es algo que puede pasar en cualquier momento. Ahorro fiscal hasta un 52 % del importe de la prima.

Pensiones: pensiones individuales o pensiones aseguradas, una forma de ahorro con grandes ventajas fiscales de hasta un 52 % de las aportaciones. Constituye un capital, para que el día de tu jubilación, mantengas tu poder adquisitivo, complementando la pensión que has generado con el trabajo, que será seguramente insuficiente.